La psicóloga, pedagoga y logopeda que nos da envidia porque vive en la maravillosa Mallorca, aunque su ajetreada agenda le haga pasar muchas jornadas fuera de la isla.

Súper-activa, con demasiadas inquietudes para sólo 24 horas diarias. Le gusta repartir su tiempo en la labor diagnóstica y terapéutica, con niños, adolescentes y familias. Pero también le entusiasma enseñar a otros profesionales y aprender de los grandes.

Sus especialidades tienen nombres que lo dicen todo: “Terapia estratégica breve” o “Dificultades Específicas del Aprendizaje”, entre otras. Es decir, ayudar cuando hace falta.

¿Su objetivo? la resolución eficaz y eficiente de las necesidades de los demás, a través del arma poderosa de la comunicación, una de sus pasiones. La otra, sus tres hijos.