Covid-19 desde INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

COVID-19 desde las Inteligencias Múltiples (primaria)

Sólo son ideas para que puedas adaptar a tu curso y realidad. Cambia lo que estimes oportuno. En el fondo, trata de ser una ayuda para que los alumnos piensen y sientan un poquito más, aunque sea “al margen del currículo oficial”.

Profes, gracias por vuestra dedicación y por trabajar con corazón. 

Visual-espacial: ¿Qué tal se te da la decoración? Busca una caja de zapatos vacía, o similar. A partir de ahí, el resto de materiales es libre (telas, palillos, cartones, papel de distintos tipos y colores, etc). Debes diseñar todo el interior, imaginando que la caja fuese una habitación de un hospital, donde debe recuperarse un enfermo de covid-19. Piensa en lo que le gustaría tener a su alrededor porque no puede estar en contacto con otras personas y el tiempo se le hace muy largo. Diseña esa habitación para aguantar lo mejor posible los días de enfermedad. Utiliza todo el material que encuentres; cuanto más variado y colorido, mejor. ¡Hay que levantar el ánimo al enfermo!

Lógico-matemática: ¿Crees que podemos echar una mano al personal que trabaja en los hospitales? Ayúdales porque están tan ocupados que igual se les pasa algún detalle. Hazles una lista de consejos que comiencen así: “Si no utilizaras …(a)…, podría pasarte que …”.

En (a) debes ir colocando sucesivamente: bata de plástico, zapatos de plástico, mascarilla, gafas protectoras o careta, gorro en el pelo, guantes de látex, tu buen humor, tu generosidad, un piso o habitación aislada para vivir.

Verbal-lingüística: ¿Tienes un familiar al que no puedes ver?, ¿por qué no le escribís una carta entre toda la familia? Debes iniciarla tú y contar a todos cómo colaborar. Primero, coloca una hoja en la mesa de la cocina o del comedor y un bolígrafo. Avisa de que, por la noche hay que llamar por teléfono y leer la carta al familiar. Cada vez que alguien pase junto al papel deberá escribir, desde una sola palabra hasta una línea, como máximo. Pero debe tener sentido, luego habrá que ir leyendo lo ya escrito para continuar una carta cariñosa para estos días en los que no nos vemos. La primera línea, por supuesto, debe ser tuya.

Corporal-cinestésica: Diseña, en la cocina, tus propios antivirales contra el covid-19. Pide la ayuda que necesites y pensad de qué lo vais a hacer (¿chocolate, galleta, hojaldre, melón, pechuga de pollo,…?). Ese plato debe estar listo para la cena y os será muy útil para prevenir caer enfermos. Como vas a diseñarlo tú y son “armas” contra el virus, piensa las formas (ideas: martillo, mazo, jeringuilla, mano de tortazo, pie de pisotón, etc).

Naturalista: Algunas personas que aman y protegen la Tierra dicen que, igual que el Coronavirus nos ataca a las personas y nos causa enfermedades, también las personas podríamos ser llamados los Virus de la Tierra. ¿A qué crees que se refieren cuando hacen esa comparación?

Musical: Busca un mapa del mundo y después investiga en internet cuáles son los 5 países más atacados por el coronavirus. Señálalos y, a continuación, busca una canción típica de cada país. Escúchalas con cariño porque en esos países hay niños y niñas como tú, encerrados en sus casas y poniendo todo de su parte para que la enfermedad se acabe cuanto antes. Escuchar sus músicas e imaginar a esos niños quizás haga que estéis conectados y eso os ayude a llevar mejor el tiempo en casa.

Interpersonal: Además del personal de los hospitales, hay otras personas dándolo todo, estos días, por todos nosotros. Unos de ellos son los dependientes y dependientas de los supermercados. Te invito a hacerles un dibujo y escribirles una frase de agradecimiento por su trabajo, para que, en tu casa pueda haber comida y productos de higiene. Papá o mamá, la próxima vez que vayan a comprar deberán dársela para que la pongan a la vista. Te aseguro que les ayudarás a ser un poco más felices en ese momento y cada vez que vean tu regalo; quizás muchos más niños comiencen a hacerlo también.

Intrapersonal: Para hacer esta tarea, debes buscar un lugar de casa en silencio; sirve cualquier sitio donde puedas sentarte -si quieres en el suelo- y estar tranquilamente un ratito. Si puedes llevar un poco de música relajante, mejor. Di que no te molesten en 5 minutos; siéntate con la espalda erguida y respira profundo, por la nariz, 3 veces seguidas. Después, intenta estar en calma; Imagina que estás en el lugar donde más te gusta jugar con tus amigos preferidos. Imagina que lo estás haciendo. Siéntete bien.

Cuando durante el día te sientas mal, puedes repetir esta experiencia para encontrarte mejor. Incluso se lo puedes recomendar a todos los que están en casa contigo.

 

Javier Bahón, en el día 23 del confinamiento,

con mucho ánimo y mucha esperanza.